martes, 18 de abril de 2017

Mi peor pesadilla

Y ahí estaba el, en el suelo, rodeado de su propia sangre. Yo a su lado, las lagrimas me caían sin parar, no podía creer lo que había pasado, mi mayor pesadilla hecha realidad. Que iba a hacer ahora sin mi precioso hijo, sin el ser, que me hacía la persona más feliz del mundo. Era el día de su funeral, echaron arena hasta cubrir todo el ataud. Y ahí seguía yo, sola, desplomada en el suelo, a su lado, sin poder separarme de su tumba y sin parar de llorar. No podía imaginarme, la vida sin el. De repente desperté, con el corazón bombeando fuertemente mi pecho. Miré hacía un lado, para ver, que mi hija, seguía conmigo, pero entonces, recordé, que esa pesadilla, era la pura realidad, mi hijo había muerto.

2 comentarios:

  1. Buenas Cristina! Por nuestra parte este cuento nos ha creado muchas emociones, es realmente interesante y está muy escrito. Un vocabulario muy bonito y amplio, se nota que te has esforzado mucho al escribirlo.
    Un besito !

    ResponderEliminar
  2. Hola Cris! Soy Sara Moreno de 1ºC. Me he quedado anonadada. Aunque sea corto ha sido muy intenso.

    ResponderEliminar